CAEA y Fundación “Junto al Barrio” finalizan exitosamente voluntariado para alumnos de primer año

  • Los alumnos de la Facultad de Ingeniería UDP, que ayudaron a vecinos del sector La Palma en el área de finanzas, destacaron positivamente esta iniciativa.

Luego de aproximadamente dos meses de trabajo, la Fundación “Junto al Barrio” y el Centro de Apoyo a la Enseñanza y el Aprendizaje (CAEA), dieron por finalizado el taller del voluntariado denominado “Educación financiera al servicio de los vecinos de La Palma”.

junto al barrio

La noble iniciativa consistió en el acompañamiento de alumnos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Diego Portales, a cinco micro emprendedores del sector La Palma en Estación Central, donde tuvieron que ayudar a desarrollar temas como el ahorro, la planificación, finanza básica, los derechos del consumidor, la facturación electrónica, entre otros.

Rosa Araya, coordinadora del voluntariado catalogó la actividad como “un cierre con un proceso exitoso”, ya que fueron alrededor de 30 horas de trabajo donde hubo quienes asistieron a las charlas informativas y también a las reuniones con los vecinos.

“Pasaron cosas buenas y malas, pero lo principal de esto, es que se reconoce el entusiasmo, el ánimo y la disposición por esta actividad. Un voluntariado tiene como corazón principalmente la voluntad”, señaló Araya.

En palabras de la Directora del CAEA, Ana Luisa Caviedes, “esta actividad surgió aproximadamente en marzo y buscamos gente que se entusiasmara con una idea súper simple: nadie nos enseña a trabajar con personas. A partir de esa idea es que como Facultad quisimos ampliar la oportunidad de aprendizaje,  de estar con la gente, de estar allí, de modo que los alumnos vivieran esta experiencia”.

“Fueron dos ideas que pudieron concretarse ya que se ordenó cierto proceso en el que los alumnos fueron voluntarios para que ellos y otros aprendan”, sostuvo Caviedes.

En esta misma línea, Vicente San Martín, alumno de primer año de Ingeniería Civil Industrial declaró que: “esta experiencia fue buena. En principio nos tocó una señora muy amable, que demostraba interés por lo que le estábamos enseñando. Tuvimos que ayudarla a llenar formularios para inscribir su pyme en el servicio de puestos internos (SII) y así le entregaran la patente para funcionar. Lo que más rescato, es el contacto que se generó con la gente que necesita una ayuda. Ojalá esto se siga expandiendo y abarque a más facultades”.

El alumno de Obras Civiles, Leonardo Páez, sostuvo que: “esta experiencia fue enriquecedora, pues tuvimos que trabajar con mis compañeros y con personas necesitadas, que no manejan mucha información sobre temas que les competen. Trabajamos con señoras que querían establecer sus negocios  e intentamos ayudarlas en este proceso”.

IMG_7958

Una de las participantes que recibió la ayuda de este voluntariado es la señora Rosa Rodríguez, del sector la Palma, quien afirmó: “para mí ésta es una experiencia muy especial, porque participé sin saber algo. Llegué de pasada y aprendí mucho de los niños, yo ni siquiera sé manejar mi celular, pero ahora gracias a lo que me enseñaron voy a poder facturar por internet. Les agradezco y los felicito, porque jóvenes que se dediquen a enseñar a otras personas no hay. Son geniales”.

Por último, Rafael Catalán, Director Regional de la Fundación Junto al Barrio, destacó la importancia de esta iniciativa que permiten incidir en el otro: “cada vez nos volvemos mas técnicos en cómo vamos mostrando resultados, ya sea en la universidad o en otras áreas, pero resulta que al final del día lo más importante es cómo se conecta con el otro. Si uno tuviera la facultad de poder recapitular todas esas ideas, este país podría ser diferente”.

 

Revisa las fotos de esta actividad en nuestro Facebook.